De una idea a una joya

Una de las experiencias más interesantes cuando visitas la boutique de Madrid, en la calle Barquillo, 34, es poder descubrir cómo se realiza una joya.

Cada una de las piezas de las colecciones están realizadas de manera totalmente artesanal; todas las piedras se tallan una a una con formas y tamaños especiales que recrean los dibujos originales y exclusivos de los diseños COOLOOK.

Lo primero de todo, se realizan los diseños teniendo siempre en mente que van a llevarse a cabo con piedras naturales por lo que se tiene muy en cuenta que sus formas y tamaños puedan permitir su uso de forma que resulten “posibles” a la hora de ponérselos; esto quiere decir que se piensa en que las piedras que se vayan a utilizar tengan el peso adecuado y la posibilidad de ser talladas según esos diseños.

Partiendo de una selección de piedras naturales, elegidas cuidadosamente en cada momento para que su calidad y color sea el más interesante para cada colección, se procede a su tallado. Paralelamente se van haciendo los moldes de cera que reproducen de forma tridimensional los dibujos originales y que después se fundirán para dejar paso a los definitivos moldes de plata. Es lo que se llama el proceso de la “cera perdida” y que se utiliza desde los tiempos más remotos para realizar esculturas de bronce o cualquier otro metal. En nuestro caso, sólo utilizamos plata de primera ley certificada.

Una vez pulida y dorada la estructura de plata se procede a engastar una por una las piedras que se han tallado para cada una de las joyas que finalmente alguien muy especial va a lucir.