Conoce a la diseñadora

Desde muy pequeña estaba fascinada por la moda, el arte, la pintura y especialmente las piedras... Empecé con las de la playa, me gustaban todas, me apasionaban sus colores y sus formas pero sobre todo me quedaba pensando en su origen, el tiempo que había pasado por cada una de ellas. Me pasaba horas en la orilla escogiendo piedras de todo tipo para luego no hacer nada con ellas, simplemente por el placer de observarlas y tocarlas, porque siempre descubría algo especial.

Así me fui aficionando, descubrí la belleza y beneficios de las semipreciosas y llegué a tener una interesante colección.

Después de licenciarme en Ciencias de la Información, quise premiarme con la liusión de mi infancia y obtuve un diploma en diseño de moda que por diferentes circunstancias dejé después aparcado. Ejercí mi carrera de periodismo en diferentes medios de comunicación y colaboré con la empresa familiar de vidrio soplado en Mallorca; una fábrica que está a punto de cumplir 300 años de historia y en la que se elaboran lámparas y cristalerias maravillosas de colores increíbles.

En un momento de mi vida decidí volver a la universidad y obtuve un master en Publicidad y Comunicación Empresarial. Me gustó tanto que pensé que tenía que hacer algo con ello, quise crear una marca con la que te pudieras identificar y por ello empecé a observar a la gente de la calle, a mis amigas y a mi misma; a descubrir cuáles eran las necesidades de la gente como yo, sus gustos y sus inquietudes, pero sobre todo, a entender qué faltaba en el mercado de la moda. Detecté un abismo entre la joyería tradicional y la bisutería y creí que podía crear un escalón intermedio; una joyería actual y asequible prescindiendo de las piedras preciosas y aprovechando la amplia variedad de color y tamaño que proporcionan las semipreciosas, utilizando plata de ley con baños de oro de diferentes tonalidades para lograr los acabados elegidos.

Así, primero con la ayuda de una socia gemóloga y ahora sola, nació COOLOOK, con mucha ilusión y entusiasmo, algo así como entre un juego y un sueño, en el inicio de una incipiente crisis mundial, cuando la joyería tradicional dio un profundo retroceso por razones económicas pero también por la falta de adecuación a las tendencias. En Asia encontré maravillosas piedras semipreciosas y también quien tallara las caprichosas formas que diseño y en España e Italia los talleres de plata con la calidad y tecnología para poder crear formas sorprendentes. Poco a poco he ido desarrollando una colección cada vez más extensa y coherente, con una producción artesanal y limitada que se vende on line y en joyerías y tiendas de moda de élite. Ahora quisiera compartir contigo aquí todas las colecciones para que también puedas participar, para que comentes lo que más te gusta y lo que menos y así entre todos podamos crear mejores colecciones, más parecidas a lo que tu quieres porque COOLOOK está inspirado en ti.