Joyas de plata, joyas Coolook

¿Con qué material hacemos nuestras joyas?

En Coolook todas las joyas que hacemos están hechas con plata de ley 925 bañada en rodio o en oro de 18 quilates. 

Cuando la idea de Coolook estaba todavía desarrollándose, nuestra diseñadora Mar Aldeguer, estuvo dando varias vueltas al tema de los materiales que íbamos a utilizar para crear las joyas.

Joyas de plata Coolook

Teníamos las piedras pero ¿Cómo obtener unas estructuras de calidad sin que subieran mucho el precio final de la joya y además se pudieran moldear fácilmente para reproducir los diseños sin dejar de ser lo suficientemente duras para soportar el peso de las piedras naturales? 

Plata de ley 925

Descubrimos que la plata de ley 925 era la solución perfecta. Es la plata más utilizada en joyería. Maleable, fácil de fundir, consistente y dentro del mundo de los metales uno de los de mejor calidad.

Sin embargo, la plata de ley 925 tiende a perder su brillo por culpa de factores externos. Por eso, para evitar que pierda sus propiedades innatas, bañamos cada pieza de plata en rodio u oro.

Joyas de plata CoolookLos baños son la mejor forma de alargar la duración de las cualidades de los metales. Es decir, se utilizan para ayudar a metales nobles a que características como su brillo natural se mantengan durante más tiempo. 

Beneficios de la plata

Es cierto que hay metales como el rodio que son más resistentes a las altas temperaturas y al desgaste que la plata de ley 925, y os preguntaréis ¿por qué entonces no trabajáis directamente con rodio? 

Porque el rodio es más complicado de fundir y es uno de los metales más difíciles de conseguir y por tanto más caros sino es el más.

Al igual que para mejorar la dureza del oro se crean aleaciones con otros metales, para que las piezas de plata mantengan su brillo durante más tiempo, es necesario bañarlas en algún metal que sea menos vulnerable a factores externos como las temperaturas o el ph de la piel.

Joyas bañadas en oro de 18 k

Por eso, además del rodio, utilizamos oro de 18 k para bañar nuestras piezas. Consiguiendo así también, cambiar su tonalidad porque sabemos que no todas sois fans de la plata y que dependiendo de vuestro estilo y tono de piel luciréis más o menos joyas de este color.

Joyas de plata CoolookLos quilates son la medida que nos revela la cantidad de oro que contiene una aleación. Una muestra de oro puro contiene 24 k pero en joyería el oro que se suele utilizar es el de 18 k ya que el oro puro es demasiado blando para crear una joya y si se utiliza, esta se podría deformar.

Cómo os decíamos los baños en rodio o plata son una forma de ayudar a metales nobles como la plata de ley 925 a ser más resistentes e incluso a mejorar su brillo.

Son la mejor forma de conseguir que las joyas se mantengan a un precio asequible sin renunciar a la calidad. Sin embargo, los baños no dejan de ser lo que son y por ello dependiendo del estado de la joya habrá que volver a bañarlas cada más o menos tiempo.  

Descubre en qué estado se encuentra tu joya

Para hacerlo, muchas joyerías, entre ellas Coolook, tienen un taller en el que tratan las joyas para que vuelvan a estar como el primer día. Nuestro consejo es que al menos una vez cada dos años, reviséis el estado de vuestras joyas o nos las traigas para que lo hagamos nosotras y te aconsejemos si necesitan pasar por el taller o no. 

Joyas de plata Coolook

Incluso si la joya no es de Coolook, también puedes traerla para que veamos en que estado se encuentra o directamente para que le den un baño. Recuerda que lo que hace que la plata pierda su color y brillo son factores externos por lo que si cuidamos bien las joyas durarán más tiempo sin decolorarse.

No ducharnos o dormir con ellas puestas, guardarlas en algún joyero acolchado o no exponerlas a temperaturas extremas son algunos de los consejos que te damos para que tu joya aguante durante más tiempo como el primer día.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.